Mauro Icardi y sus problemas con los 'radicales' del Inter



El argentino Mauro Icardi está teniendo serios problemas tras la publicación de su libro autobiográfico. El jugador del Inter de Miláncontó detalles de su relación con Wanda Nara y, ahora, con los ultras de su actual club.
Sucede que en el 2014, Mauro Icardi tuvo un gesto con un niño de la tribuna visitante y le regaló la camiseta. Algunos radicales no aceptaron el gesto y la elástica fue devuelta. Icardi tomó a mal el hecho e insultó a los fanáticos del Inter de Milán.
Luego, en su libro autobiográfico, Mauro recordó ese momento y narró como se enfrentó a varios ultras del Inter de Milán en un estacionamiento de San Siro. El delantero de 23 años narra que cruzó palabras con los jefes de la Curva Nord Milano, la facción más violenta.
"No tengo que pedir perdón a ninguno de ustedes, si va bien perfecto, si no adiós". Como se recuerda, la tensión por aquellos días llegó a tal punto que avisaron al '9' del Inter de Milán que radicales lo esperarían debajo de su casa.
Mauro cuenta en su libro autobiográfico su reacción y cómo se logró librar de los hinchas de la Curva Nord Milano: "si hace falta llamaré a 100 sicarios argentinos para defenderme", narra.
Sabido todos estos detalles en su libro, los hinchas de la Curva Nord Milano se expresaron al respecto. La facción más violenta le mandó un serio mensaje al delantero del Inter de MilánMauro Icardi.
"Icardi es un mentiroso. Nos gustaría que nuestro capitán no fuera así de arrogante. Se ha inventado un episodio para quedar por encima de nosotros. Icardi no sabe qué es el respeto, en su cabeza hay algo que va al revés. Un individuo como él no puede llevar el brazalete de capitán. Quítate el brazalete, payaso", expresaron los fanáticos en el último duelo entre el Inter y el Cagliari. 
Además, los hinchas lo recibieron con una pancarta: "Usar a un niño para justificarte y tirarnos barro a la cara... No eres un hombre, no eres capitán, eres sólo una gran mierda", rezaba la banderola dedicada a Mauro Icardi.
Hasta Javier Zanetti, vicepresidente del Inter de Milán y ex jugador, expresó su molestia sobre el hecho y resumió la situación con "habrá consecuencias".
"¿Si vamos a tomar acciones? Desafortunadamente sí. Los aficionados son lo más importante, nos acompañan y hay que respetarlos. No podemos aceptar estos comportamientos de una persona que trabaja para el club. Hablaremos tras el partido y valoraremos todo. ¿Si le vamos a quitar la capitanía? Hablaremos más tarde de ello. El comportamiento de todos tiene que ir en la línea con los valores históricos del Inter. Hay que tener cuidado con lo que se escribe en las redes sociales", afirmó en conferencia de prensa.
Con la tecnología de Blogger.