CONMOVEDOR: El dolor de los niños en el último hospital de Alepo [VIDEO]




"Alepo es un lugar donde los niños han dejado de llorar", así titula la cadena Channel 4 News un impactante reporte sobre 50.000 civiles, entre ellos miles de niños, que aún permanecen atrapados en la pequeña zona controlada por los rebeldes en Alepo, y que es asediada por los bombardeos del régimen sirio.
En el video, la cineasta Wa'ad al Kateab muestra el drama de una madre siria que ha perdido a la mayor parte de su familia, y ahora ha quedado a cargo de los miembros que quedan, entre ellos su pequeña hija de 11 meses.
*Estas imágenes pueden herir susceptibilidades
Tras un ataque, ellos llegaron al último hospital en funcionamiento de Alepo, que opera con una pequeña cantidad de personal médico y voluntarios.
"Dios mío, mis hijos han muerto. Dios mío, ¡ayúdenme!", dice la mujer.
El video muestra además a otras víctimas de la guerra que ha dejado más de 300.000 muertos: un adolescente que carga en brazos a su hermano fallecido y dos niños heridos, que buscan a su madre.
Esta es la situación que miles de niños y adultos que buscan salir de la ciudad, pese a la suspensión de la evacuación. 
Unicef, por otro lado, alertó esta semana que decenas de niños solos están atrapados en un edificio que está siendo fuertemente atacado en la zona este de Alepo.
"Según reportes alarmantes de un médico en la ciudad, muchos niños, posiblemente más de 100, sin compañía o separados de sus familias, están atrapados en un edificio que está bajo un fuerte ataque en el este de Alepo", dijo el director regional de UNICEF, Geert Cappelaere, en un comunicado.
--- Suspensión de evacuación ---
Rebeldes y civiles sirios esperan el sábado, con hambre y en medio de un frío glacial, la reanudación de las evacuaciones en el último reducto rebelde de Alepo, mientras la Cruz Roja llamó a los beligerantes a alcanzar un acuerdo para "salvar miles de vidas". 
Un responsable rebelde aseguró a la AFP que se había logrado un acuerdo para reactivar las operaciones, pero no hubo confirmación por parte del régimen, que había suspendido el viernes estas evacuaciones después de que salieran unas 8.500 personas.
Según el emisario de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, quedan unos 40.000 civiles en la reducida zona que todavía controlan los insurgentes en Alepo así como entre 1.500 y 5.000 combatientes con sus familias.
La operación de evacuación, iniciada el jueves, estaba prevista para durar varios días. Una vez terminada, el régimen podría proclamar el control total de la ciudad, lo que supondría su mayor victoria desde el inicio del conflicto en 2011.
En el barrio de Al Amiriyah, en parte todavía en manos de los rebeldes, y donde empieza el dispositivo de evacuación, miles de personas, entre ellas niños, pasaron la gélida noche, con unas temperaturas de -6ºC, en medio de las ruinas de los edificios, constató el sábado un corresponsal de la AFP.
Sin agua ni comida, los habitantes sobreviven comiendo dátiles.
El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que supervisa las operaciones de evacuación, exhortó a las partes a "alcanzar un acuerdo" para "salvar miles de vidas".
"No podemos abandonar" a estas "miles de personas, especialmente a las mujeres, niños, enfermos y heridos, (que) siguen prisioneros en el este de Alepo esperando que la evacuación continúe", alertó. "Han estado esperando toda la noche, con un frío glacial, cerca de la línea del frente, llenas de miedo y angustia". 
Con la tecnología de Blogger.